domingo, 6 de mayo de 2018

FELICIDADES MAMÁ


Pero como madre no hay más que una y que razón tan grande es esa.
En un día como hoy creo que todas las madres  tienen más que merecido un pequeño homenaje, ya sea en forma de detalle, manualidad, beso o muestra de cariño.
Porque de las muchas definiciones que hay para mí, la que más me gusta es “nacida para dar vida” que palabras tan grandes.
Pues yo, quiero rendir desde mi pequeño espacio, a la que nació para darme la vida “MI MADRE”.

No voy a decir lo guapa que es, y lo mucho que la quiero, cosa que es muy cierta.
Quiero darle las gracias, por cada consejo que me da, por cada mirada, por cada suspiro, por cada beso, por cada llamada que hace, para preguntarme cómo ha ido el día, por cada escucha…
Pero creo que el concepto de madre cambia cuando eres madre.



Quien no ha pensado que su madre era una mala madre, por poner las coletas tan tirantes que te impedían pestañear, o que te obligaba a terminar el plato comida o a beberte un vaso de leche antes de ir a dormir, la que te levantaba de la cama para que ayudaras en las tareas de casa, la que imponía el horario de llegada a casa un sábado por la noche.
Pero también era la madre que te besaba hasta que te hacia un agujero en la cara, la que te preguntaba una y otra vez las tablas de multiplicar, la que te hacia los dibujos de plástica, la que siempre conseguía sacar las manchas de esa blusa que querías ponerte para salir, la que escuchaba pacientemente todas tus desgracias de adolescente y con las que ahora te ríes de esas tonterías.


Ella es la única amiga de verdad porque siempre está ahí aunque te enfade o la dejes plantada.
Y sobre todo porque fue junto con mi padre la que me dio el mejor regalo del mundo MI HERMANA.

Gracias MAMÁ.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares