viernes, 17 de noviembre de 2017

STREETXO





Nuestra experiencia en streetxo.
En nuestro  viaje relámpago a Madrid decidimos parar a comer en streetxo restaurante de David Muñoz.
Tal y como lo nombraba una gritica gastronómica es la versión callejera de  un tres estrellas.
El local en si es una barra callejera situada en la 9º planta del corte ingles de callao, y la cual intenta mantener los principios fundamentales de la cocina de Muñoz, una gran influencia asiática unida a elementos tradicionales españoles más aparte el refinamiento de los platos de vanguardia.
Para poder acceder a esta barra callejera, es muy sencillo, solo tienes que ponerte en la fila, así de sencillo.
Las colas pueden bajar varias plantas, pero a la gente no le importa esperar apoyada por las paredes o sentada por las escaleras.
Una vez dentro comienza el espectáculo, nunca mejor dicho, la música del local está demasiado fuerte, lo cual invita a la aceleración, el personal que trabaja en streetxo lleva unas camisas de fuerza como uniforme de trabajo.



 Otra de las cosas que me llamo mucho la atención es que todo el personal, que vi trabajando, lleva sus orejas sumamente perforadas, cortes de pelo nada convencionales y mechas de colores. ¿Serán estos algunos de los requisitos para poder trabajar en strteetxo?


Los camareros cuando te traen los platos a la mesa y te los presentan,  lo hacen como si fueran hombres macro machine,(hablan a toda velocidad), para eso es mejor que te cuenten algo más concreto y no tanto si no te enteras, yo les hice repetir varias veces porque entre la música a tope, la gente que eleva la voz para poder hablar y la velocidad de sus palabras era imposible enterarme de lo que iba a comer.

Nosotros pedimos: lasaña koreana de wanto,



Laska singapore con carabineros.




Pichon japon




New vietnamita de pato y sashami tibio.




Mini tacos crujientes



Como experiencia no está mal, hay platos que te gustan más que otros, todos llevan la esencia de Asia mezclada con producto español.
Nos falto el postre y el café.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares