martes, 30 de mayo de 2017

JAIME





             



Recuerdo cada momento como si fuera ahora.
Recuerdo como llorabas en el momento de nacer, alto y fuerte.
Tus manitas, pies y carita toda arrugadita.
Uno de los momentos más felices de mi vida.



Cuantas vueltas han dado las agujas del reloj y yo, mirándote, como dormías, te estirabas, jugabas y aplaudías.
El tiempo a tu lado ha pasado tan rápido.



Recuerdo los baños, como te gustaba el agua, y te sigue gustando, eres un fantástico nadador, me encantaba darte la cremita por la pies muy suavecito y realizando pequeños masajes. Pero tengo que reconocer que te encantaban mucho más los que te realizaba papá, que te extendía la crema a toda velocidad y haciendo tonterías.



Recuerdo tu primer día de guarde, yo lo pase peor que tú, tus primeras bronquitis, la primera papilla, recuerdo lo bien que aprendiste a gatear y lo rápido que te desplazabas por la casa, tus primeros pasos… y poco a poco te fuiste haciendo mayor.


Te gustaba y te gusta saber el porqué de las cosas, y que te contara la misma historia una y otra vez. Pero lo que más me gusta de ti, es que eres un niño bueno, amigo de tus amigos, sensible al que le duelen las cosas que les ocurren a los demás, que eres muy constante en las cosas que te propones y te gustan.



Sé que la llegada de tus hermanas, no fue fácil, primero una y después otra, que son demasiadas las veces las que tienes que ceder, pero que me encanta ver como las defiendes y cuidas, como las entretienes para que los papis puedan hacer cosas. ¡QUE GRANDE!




Se la ilusión que te hace este día, llevas casi un mes, pensando, en el día de tu cumpleaños, que vas hacer con tus amigos, que quieres preparar para merendar. 
Que gracioso, me has dado mil pistas sobre la sorpresa que quieres para este año.


Te quiero tanto, tanto que te dejaría así, porque me encanta tu forma de ser y de razonar, la forma en la que ves las  cosas con unos ojos limpios y cristalinos donde no dejan ver la maldad, porque ves a todo el mundo por igual, porque no sabes juzgar, porque disfrutas cada momento del día y de la noche, porque nos tienes a todo enganchados a ti.
¡Te queremos JAIME!




Te puede interesar: Nos cortamos el pelo   Tardes en el parque

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares